miércoles, 1 de julio de 2009

Historias de otros

Soy un caracol. Una evidencia que sólo se hace visible en estas fechas. Soy un caracol y arrastro la vida en cajas. Concha de libros, escritos y trapos pesa sobre mi baboso pie. Soy un caracol y no me avergüenzo de ello. Pero sólo a veces, pienso en quemarlo todo. Pienso en derruir lo que he construido; y empezar de nuevo. Y quizá, lo que estoy contando ahora, sea aplicable a otros muchos más casos...

2 comentarios:

Dalven dijo...

Historias de otros y de todos!

Creo que todos tenemos la necesidad de, al menos, pensar que es posible, quemar todas las cajas y empezar libremente de nuevo.

Aún así el pasado siempre vuelve.

Luna dijo...

Mi caracolilla por fin está en Órgiva ¡esta noche te veo!