domingo, 25 de enero de 2009

एस्ते लाडो

No sé si dejaste de existir hace tiempo. Pero te extraño. Tu voz al otro lado sonaba triste y tu tristeza fue la que me hizo sentir lejos. Muy lejos. Tan lejos. En el naúfrago de mis sentientos. Ahora, sólo queda en mí el temor. El amar se hará de nuevo lúcido a este lado...

3 comentarios:

Álvaro dijo...

comprendo el sentimiento...


un abrazo

Borja de Diego dijo...

¿Te dejas secuestrar el viernes, después del examen? Me gustaría escucharte, podrías contarme la Guerra Fría.

roos_vroom dijo...

Claro, me parece diver... El viernes tengo el examen a las tres y media. Pero de todas formas, contactar conmigo por aquí: rosa.vroom@gmail.com, te sería más sencillo.

Besos