jueves, 15 de enero de 2009

Un pacto entre tú y yo



Estoy cansada de tanta opinión. "Yo digo esto, yo creo lo otro, y, yo reafirmo, lo de más allá", porque, adivínalo, tengo la verdad. ¿La verdad? ¿qué verdad? ¿existe la verdad? La única certeza,yo, no sé vosotros, la busco en los hechos. Piensa, analiza, no te reafirmes en una ideología. Total, yo me pregunto, ¿sirve de algo?

Para contradecir, una vez más, mis palabras os dejo esta selección que deja, otra vez más, la huella de mi subjetvidad.Ahora es vuestra: la labor de la interpretación. ¿Nos os parece justo? Un pacto entre tú y yo. "Me quedo con mi interpretación y tú con la tuya"

Posdata: Uno de esos hechos que he escuchado mientras me duchaba: Israel ha bombardeado el complejo de la ONU en Gaza...y Ehud Barak, ministro israelí se disculpa...

9 comentarios:

Borja de Diego dijo...

Te queda mucha opinión idiota a lo largo de la carrera. Muchísima.

¿El dolor ayuda?

roos_vroom dijo...

Recuerda... es un pacto.
"(...)Si fueramos absolutamente felices, seríamos idiotas(...)"

Borja de Diego dijo...

Vale, recuerdo, un pacto :).

Lo otro, matizaría.

roos_vroom dijo...

Las palabas siguen siendo muros infranqueables y entonces, te pregunto; ¿qué es la felicidad?

Borja de Diego dijo...

Qué difícil. Necesitaría, por lo menos, un café. Y no te aseguro la victoria.

roos_vroom dijo...

(...) La palabra felicidad es para el pensador demasiado pretenciosa: 'Uno no puede ser feliz si piensa que puede dejar de serlo. Ser feliz exigiría ser invulnerable'. Otra cosa es la alegría: 'Se está alegre en una situación pase lo que pase después'. Ahora bien, 'estas perdido si dependes de las circunstancias para ser feliz', afirma. 'Las circunstancias pueden impedir la felicidad, pero nunca darla'.


Fernando Savater

roos_vroom dijo...

(...) La palabra felicidad es para el pensador demasiado pretenciosa: 'Uno no puede ser feliz si piensa que puede dejar de serlo. Ser feliz exigiría ser invulnerable'. Otra cosa es la alegría: 'Se está alegre en una situación pase lo que pase después'. Ahora bien, 'estas perdido si dependes de las circunstancias para ser feliz', afirma. 'Las circunstancias pueden impedir la felicidad, pero nunca darla'.


Fernando Savater

Borja de Diego dijo...

Tal vez, la felicidad no existe. Como Alicia persiguiendo el conejo blanco. Pero sin conejo.

Lo que no indica que tengamos que estar eternamente tristes, ni dejar de perseguir conejos.

Gana Savater.

Álvaro dijo...

Yo soy alegre cuando juego a ser fantasma....de otra manera jamás podría atravesar paredes y armarios....